lunes, 2 de mayo de 2011

Barrios de cogestión en Puerto Deseado: reclaman por falencias en las inspecciones

Barrios de cogestión solidaria en Deseado
Extensa lista de falencias y reclamos por falta de inspección


    Los adjudicatarios del barrio construido por el sistema de «cogestión solidaria» plantearon las numerosas falencias que presentan las viviendas, agregando que «deberían haber sido resueltas en su momento por las cooperativas y/o empresas constructoras» y que «además muchas no fueron inspeccionadas por su ente regulador».
    Este es el inventario de complicaciones que recopiló la junta vecinal «Severino Amelung», y que solicitaron dar a conocer a través de Prensa Libre.
-Tanques apoyados sobre pallet de madera -los cuales en su mayoría no son de madera dura-.
-Grietas internas y externas en paredes. La mayoría se comenzaron a ver después de la primera semana de ser habitada la vivienda; además que la pintura se sale con sólo pasar la mano.
-Humedad en paredes (interior y exterior).
-Estructura metálica de tinglado de techo sin el tratamiento anticorrosivo. En la mayoría de las casas no están pintados con antióxido.
-Cielorrasos: le faltan flechas de fijación, y algunos sólo están suspendidos con alambres.
-Las ventanas existentes no son del tipo «patagónicas», lo que permite que ingrese viento frío (teniendo en cuenta la zona en la que vivimos); además el agua cuando llueve (en muchas viviendas el alero es muy chico) y la cantidad de tierra debido al gran tamaño de las aberturas que quedan en cada ventana por poseer burletes inadecuados.
-Rejillas de ventilación: a todas las viviendas se las entregó con 6 rejillas obligatorias, pero que no estaban aprobadas por Gas del Estado. Para poder habilitar la instalación de gas cada una debió ser cambiada y en las casas que aún no tienen gas, se deberán cambiar.
-Instalaciones eléctricas son deficientes en la mayoría de las casas; en muchas de ellas los cableados están en el entretecho sueltos, es decir sin cañerías. Como también, mencionar que algunas viviendas no tienen la conexión de «puesta a tierra».
-Griferías de plástico.
-Calefactores y cocinas que no funcionan. Además en las cocinas en varias viviendas al usar el horno se reventó la tapa o se vencieron las tensiones de las mismas.
-Falta de muro de contención en las manzanas 337 y 339, ya que la diferencia de nivel entre terrenos así lo requiere, ya que están comenzando a ceder. Como mencionar que el vecino de la calle 113 nro. 1472, es el que en la actualidad presenta la mayor urgencia, por ser mayor la diferencia de altura.
-La cerámica del piso en algunas viviendas es de distintos colores, como en la mayoría la diferencia de nivel entre cerámicas es de más de 5 mm.
-El termotanque no ha sido sujetado como corresponde en varias casas, y fue instalado dentro de la vivienda, donde por norma debe ir afuera.

    Responsabilidad de inspectores
    La nota, firmada por Gastón Giuliani (presidente), Hernán Díaz (vicepresidente) y Héctor Argumedo (secretario) solicitan a las autoridades «una pronta intervención ante el nulo compromiso de las cooperativas/empresas constructoras, como el mal desempeño y responsabilidad de los inspectores de obra, quienes debieron advertir de cada uno de estos inconvenientes».

    Paredes abiertas
    "Tenemos uno de los vecinos que, en una de las esquinas de las paredes principales que unen su living, hay una luz de por lo menos dos centímetros que permite mirar tranquilamente el paisaje", apuntaron.
    "Nos encontramos con la complejidad de que, sobre ochenta y siete familias, hay ochenta y cuatro que coinciden en la mayor parte de los ítems señalados, y, oh casualidad, las tres que no coinciden, son casas de representantes de cooperativas", añadió Giuliani, señalando que el costo total que deberán abonar al IDUV por cada unidad es de ciento sesenta y seis mil pesos.
    La nota que contiene los reclamos fue entregada en la oficina del IDUV en Puerto Deseado. "Allí nos dijeron que lo máximo que podemos llegar a lograr es que nos reconozcan hacer el muro de contención a las familias que lo necesitan, porque no se hizo un estudio del terreno antes de construir el barrio, pero aunque gritemos o digamos lo que digamos, las cosas van a quedar así", sostuvo el presidente de la Junta Vecinal.