EL ORDEN DIGITAL

viernes, 17 de octubre de 2014

Nene de tres años sufrió quemaduras en el 80% de su cuerpo y se halla grave en hospital de Buenos Aires


16/10/201406:37
  Un niño de 3 años oriundo de esta localidad permanece internado en el Hospital Garrahan tras sufrir quemaduras en un 80 % de su cuerpo, al incendiarse la habitación donde vivía junto sus padres y dos hermanos, su gemelo que ya fue dado del alta y otro de siete años que se hallaba en la escuela.
Nene de tres años sufrió quemaduras en el 80% de su cuerpo y se halla grave en hospital de Buenos Aires  
Ana Games, funcionaria municipalUn niño de 3 años oriundo de esta localidad permanece internado en el Hospital Garrahan tras sufrir quemaduras en un 80 % de su cuerpo, al incendiarse la habitación donde vivía junto sus padres y dos hermanos, su gemelo que ya fue dado del alta y otro de siete años que se hallaba en la escuela.






La directora de Bienestar Social del Municipio, Ana Games , indicó que los padres trabajan y que en momentos en que se desató el incendio los dos menores se hallaban solos. “Todo fue muy rápido, el padre es albañil y estaba trabajando en el hospital en una obra, la madre es empleada pesquera, y se turnaban para cuidar a los chicos, y esta vez el padre había salido de la obra y se había ausentado 15 minutos para llevar al menor de siete años a la escuela y en ese interín sucedió todo, y hasta el momento no sabemos si el fuego se inició por un corto circuito o si fue ocasionado por los chicos”, dijo Games.
La funcionaria reveló que al ver la bocanada de humo que salía de la habitación los vecinos  llamaron a los bomberos cuyo cuartel se encuentra a unos  30 metros de distancia y actuaron lo más rápido posible rescatando  a los menores que inmediatamente fueron trasladados al hospital pero uno de ellos fue el más afectado por las quemaduras, en tanto el otro nene resultó ileso.
“Hace unos minutos me comuniqué con el padre y me dijo que el chiquito ya había sido trasladado en el avión sanitario al Garrahan y que estaba grave pero estable, pero hay que esperar la evolución y rezar para que se mejore pronto”, señaló para luego acotar que desde el área que dirige inmediatamente se procedió a alojar a la familia en otra vivienda.

TIEMPO SUR