EL ORDEN DIGITAL

lunes, 27 de octubre de 2014

"Se desaliniza agua de mar para hacerla perfectamente potable"/ Gerente de UNITEK ofreció datos sobre la planta de ósmosis



Adrián Godoy, representante de la empresa UNITEK, que fabricará los módulos para la planta de ósmosis inversa, recordó que hace diez años está vinculado con este proyecto. "Conozco muy bien la situación de la población de Puerto Deseado,
y por eso me siento orgulloso de haber formado parte de esto", expresó.
En declaraciones al programa radial Deseado Revista (FM DESIRE) informó que "se desaliniza agua de mar para hacerla perfectamente potable, y  la calidad del agua que van a tomar en Deseado es muy similar a la que tiene el agua mineral, sin problemas de arsénico ni cualquier otro contaminante". "La planta hace diferentes etapas de tratamiento, comenzando con un prefiltrado donde se eliminan todos los sólidos o elementos que vengan del mar, y luego diferentes procesos hasta que a través de una membrana se desaliniza el agua, donde pasa de los 36 gramos de sal por litro a tener menos de 0,5 gramos de sal por litro, que es perfectamente potable", explicó.

En Colombia y Chile
"Somos la única empresa que ha desarrollado plantas de este tamaño para desalinizar agua de mar, varias en el exterior, Colombia, Chile, y algunas inclusive más grandes, con resultados excelentes, y han sido premiadas por el funcionamiento que tienen... la planta que instalamos en Chile ganó un premio internacional por la seguridad que tiene en su funcionamiento; fue la única que siguió funcionando luego del gran terremoto chileno", subrayó.
Godoy, gerente de desarrollo de nuevos negocios de la empresa Unitek, que desde 1993 desarrolla proyectos de ingeniería y produce sistemas de alta tecnología para el re-uso y tratamiento de aguas, respondió a los cuestionamientos que se formulan sobre el alto costo de mantenimiento de este tipo de plantas. "No es así... producir mil litros de agua tiene un valor que puede estar, como maximo, en quince pesos, incluyendo todos los costos de químicos, reposición de elementos, consumos eléctricos; no contamina ni necesita ningún tratamiento o mantenimiento especial, pero se va a capacitar a la gente de Servicios Públicos y hemos asumido un compromiso legal en ese sentido, y obviamente va a ser gente de Deseado la que va a trabajar en este tema", añadió.

Lo que sobra
Otro de los temas que se ha planteado es la disposición final de los residuos de sal que quedarían luego del proceso. "Esta planta divide el agua en dos corrientes: una que es potable y la otra que contiene las sales que le sacó al agua de mar... o sea no es agua venenosa ni nada por el estilo, sólo que tiene el doble de salinidad, y luego se diluye en la misma corriente, y no genera ningún tipo de problemas. Aparte las corrientes cercanas a la zona de la planta han sido estudiadas y son muy fuertes. Es algo que no afecta en lo absoluto ni al medio ambiente, ni a la flora ni a la fauna presente en esa zona", concluyó.